Inicio ¿Quiénes Somos? Servicios Ubicación Contacto Noticias
Última Planta
 
 

23/10/2012

Desarticulada la banda criminal que atracó una joyería de Mieres en abril

Los detenidos están acusados del atraco que sufrió el pasado 26 de abril una joyería del centro de Mieres a cuyo propietario amenazaron con un cuchillo, maniataron y amordazaron antes de darse a la fuga en un coche con numerosas joyas y relojes de bolsillo.

El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, ha informado hoy en una rueda de prensa sobre la operación "Coti", acompañado por José Ángel Cejudo, inspector jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violencia de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de la Jefatura Superior de La Rioja.

Los componentes de la banda, de nacionalidad rumana, se encuentran en prisión y fueron detenidos en la madrugada del pasado jueves, 18 de octubre, ante la sospecha de que iban a cometer un atraco inminente en una joyería de Valladolid, ha explicado Cejudo.

La Unidad de Delincuencia Especializada de La Rioja inició las investigaciones tras el atraco cometido, el pasado 25 de julio, en la joyería "Coti", ubicada en la calle Jorge Vigón de Logroño.

Cuatro varones y una mujer, que habían visitado previamente el establecimiento en varias ocasiones con la excusa de comprar joyas a plazos, utilizaron un arma blanca para reducir a la empleada, a quien amordazaron con cinta americana y ataron con bridas los pies y las manos, ha detallado este inspector jefe.

Después de encerrar a la mujer en la trastienda, desvalijaron la joyería y huyeron en un coche de lujo, según sus datos, que también indican que, tres días después, el 28 de julio, se cometió un robo de similares características en un establecimiento de la localidad vizcaína de Leioa.

Los detenidos, "trajeados perfectamente" para no levantar sospechas, acudían varias veces a las joyerías para ganarse la confianza de los empleados.

Los policías que se encargaron de la investigación comprobaron que los presuntos autores del atraco viajaron a Rumanía con los objetos sustraídos y, con la sospecha de que podrían regresar en breve, mantuvieron un dispositivo de vigilancia de sus domicilios.

A primeros de septiembre, ha detallado Cejudo, regresaron dos de los detenidos, que realizaron labores de información sobre nuevos objetivos y prepararon una nueva infraestructura, con un "piso franco" en Salamanca, que les permitiría tener un centro de operaciones para posibles atracos en el centro de España.

Otros dos miembros de la banda se instalaron en este piso, desde donde se informaron sobre otras joyerías ubicadas en las provincias de Valladolid, Palencia, Zamora, León, Cáceres, Ávila y Toledo, mientras esperaban la llegada del jefe de la organización, aún en Rumanía, ha subrayado.

Cuando se detectó la presencia de este hombre en Salamanca y, ante la inminencia del asalto a una joyería en Valladolid esa misma semana, la Policía decidió detener de madrugada a la banda en la capital charra, con la colaboración del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y la Brigada de Policía Judicial de Salamanca.

Con la autorización de un Juzgado de Logroño, se registró este piso de Salamanca y otro en Zalla (Vizcaya), en este caso con el apoyo de la Brigada de Provincial de la Comisaría de Bilbao.

En estos domicilios, la Policía se incautó de documentos de identidad falsos de gran calidad, informaciones y anotaciones sobre precios de joyas, tarjetas de visita de joyerías, teléfonos móviles y numerosas tarjetas SIM de distintas compañías, varios GPS y tres vehículos de alta gama.

También aparecieron en los registros algunas joyas, relojes y otros efectos procedentes de los robos en las joyerías "Coti" de Logroño y "Diland" de Leioa, cuyo valor la Policía aún no han cuantificado, según ha indicado Cejudo.

Además, se encontró la ropa utilizada en los atracos, 1.200 euros en efectivo y, en uno de los coches, una bolsa con bridas, cinta americana y un arma blanca.

Los detenidos, según este inspector jefe, tienen edades comprendidas entre los treinta y cincuenta años y uno de ellos tenía 17 identidades diferentes en España.

Tres de ellos tienen varias reclamaciones judiciales por robos con violencia, detención ilegal y lesiones y otro tenía pendiente una detención e ingreso en prisión por delitos graves cometidos en el año 2006.

Además, cuatro de los detenidos también tenían antecedentes en Rumanía por delitos como tráfico de estupefacientes y delincuencia organizada.

Bretón ha felicitado a esta unidad de la Policía por la detención de esta banda "violenta", que no residía en La Rioja, pero el atraco de "Coti" causó "cierta alarma", ya que se trataba de personas "peligrosas", ha dicho.


[ Volver al índice de Noticias ]


Versión Imprimible   Enviar a un amigo


 
Desarrollado por Cipsa - Teleservicios
Aviso Legal