Inicio ¿Quiénes Somos? Servicios Ubicación Contacto Noticias
Última Planta
 
 

13/03/2012

En apenas ocho horas, tres negocios sufrieron robos e intentonas este fin de semana por el mismo método

El más llamativo fue probablemente el segundo, ya que uno de los miembros de la banda fue detenido tras quedarse encerrado en el negocio cuando la Policía ya lo había precintado. Luego, intentó por segunda vez esa noche robar allí, pero finalmente fue detenido por la Policía.

Descolgándose por el patio

A la 1.59 de ayer, domingo. A esa hora saltó la alarma de la Joyería Bailén, en la calle de la Constitución, en Alcobendas. Según su Hernando, su propietario, los ladrones habían entrado por la trampilla de un almacén vacío, desde el que llegaron al tejado del edificio. Luego, se descolgaron por el patio interior unos dos metros y medio y desde allí accedieron a la vivienda del primer piso.

Se trata de una casa que no está habitada, algo que conocían los cacos. Una vez allí, se dirigieron al cuarto de baño, en cuyo suelo de plaqueta comenzaron a practicar el agujero, que daba al techo de la joyería. Pero al caer los cascotes, la alarma saltó y los delincuentes huyeron sin llevarse nada. Se trata del tercer intento de asalto a este comercio en los últimos meses. Hace mes y medio fue el último, indicó Hernando.

Alarma en Vallecas

También casi con las manos en la masa sorprendieron a los ladrones en la joyería del número 25 de la calle de Pedro Laborde. La alarma saltó a las 5.35 y fue un empleado quien se presentó en el negocio de Puente de Vallecas para ver qué sucedía. Cuando subió la persiana del comercio, sorprendió a la banda, que salió corriendo, aunque le dio tiempo a ver a uno de los ladrones huir.

Los encapuchados habían llegado hasta ahí por el método «tradicional». Forzaron la puerta del bloque de viviendas de Guillermo Pingarrón, 1. Allí, accedieron a la escalera izquierda, bajaron al sótano, donde está el cuarto de basuras, y en una pared llena de humedades practicaron un butrón considerable. Nadie oyó nada.

Intentona desde una peluquería

Desde ahí, a casi 3 metros por debajo del nivel del suelo, alcanzaron el sótano de la joyería. Pero la alarma (que luego arrancaron) saltó antes de que reventasen la caja fuerte. Se llevaron dinero en efectivo (listo para meterlo en la caja fuerte, explicó la propietaria) y género expuesto en vitrinas.

El tercer asalto, frustrado, ocurrió ocho horas antes, a las 21.29 del sábado, en la plaza de San Juan de la Cruz, 8 (Chamberí). Los ladrones accedieron a una peluquería adyacente a un taller de joyería rompiendo el bombín de la puerta. Pretendían hacer un butrón, pero, al saltar la alarma, desistieron y huyeron para no ser interceptados por la Policía.


[ Volver al índice de Noticias ]


Versión Imprimible   Enviar a un amigo


 
Desarrollado por Cipsa - Teleservicios
Aviso Legal